Noelia Rubio Carmona

Pedagogical University of Cracow

Septiembre 2013 a Junio 2014

¿POR QUÉ CRACOVIA?

En un principio no conocía demasiado acerca de Cracovia, y me echaba para atrás el tema de un invierno tan duro por el frío. Pero después de vivir allí durante mi estancia Erasmus mi opinión acerca de esta ciudad ha cambiado por completo, ahora podría decir que es mi casa, mi ciudad, un lugar especial que recomiendo a todo el mundo que pueda visitarlo.

A la hora de elegir destino Erasmus existían diferentes convenios con otros países desde la escuela, pero finalmente decidí Polonia, quería conocer algo nuevo, y la oportunidad de vivir en Cracovia durante 9 meses no podía desperdiciarla.

Una ciudad situada en el centro de Europa, con muchas oportunidades para jóvenes y estudiantes y con una importante carga histórica, y que aún continúan utilizando su propio sistema económico (Zlotys).

 

 

Por esto último es la principal razón por lo que es un país muy barato, si hablamos de comida puedes tener un menú (sopa, primer plato y postre) por unos 15 zl, que vienen siendo 3,5 euros. Bueno, cierto es que si hablamos de las sopas, son algo fundamental en los menús polacos, pero yo diría que la comida más característica polaca son los “pierogi” algo así como pasta rellena de diferentes ingredientes (carne, queso dulce, espinacas). Y no puedo olvidarme de mencionar los maravillosos “Zapiekankas” si lo comparamos con algo conocido en España serían los famosos “paninis” pero lo único que tienen en común es la idea. El “Zapiekankas”es bastante más grande y puedes poner todos los ingredientes que quieras, y como estamos hablando de Polonia, esto nos costaría unos 2 euros.

También hay que destacar que los mejores “Zapiekankas” se encuentran en “Plac Nowy” en el barrio judío, visita obligada si viajas a Cracovia. Su ambiente bohemio, su historia, sus edificios, y por las noches con bastante ambiente lo convierten en algo especial.

 

 

LA UNIVERSIDAD

logotipo universidad

En la universidad las clases están repartidas en diferentes edificios por la ciudad dependiendo de las especialidades. Diseño Gráfico (“Grafika” en polaco) comparte edificio con biología, y se encuentra en el barrio judío que he mencionado antes. Allí dábamos las asignaturas de diseño web, tipografía, diseño gráfico y edición gráfica. Otras asignaturas como fotografía o el curso de polaco se impartían en el edificio de filología inglesa, este está situado cerca del centro de la ciudad.

Los horarios de las clases no eran regulares como estamos acostumbrados en la escuela, si no que tú te adaptabas tu propio horario dependiendo de las asignaturas en las que estuvieses matriculado, y por tanto debéis tener en cuenta si debías cambiar de edificio, los horarios de las clases. Para ello, el transporte urbano en Cracovia está muy bien organizado, puedes moverte por la ciudad gracias a la amplia red de autobuses y tranvías que enlazan toda la ciudad, incluso por la noche.

Respecto a la estancia allí, la universidad nos proporcionó un alojamiento durante todo los 9meses. Es un edificio, similar a un hotel, en el que alojan todos los Erasmus que lo solicitan y el resto del edificio está a disposición de alumnos polacos.

MI EXPERIENCIA

Como ya he mencionado, estábamos allí la mayoría de Erasmus de la universidad, de diferentes países (Grecia, Turquía, Francia, Italia, Eslovaquia, Rusia…) por lo que el intercambio cultural está asegurado, y practicar tú inglés es algo necesario. Al compartir tantas horas con gente tan diferente, estás en un constante aprendizaje que te hace reflexionar bastante.

Puedo decir que allí entre todos creamos nuestra propia “familia Erasmus”, compartimos muchas cosas, por ejemplo algo tan simple como la navidad, y aprender cómo se vive en otras culturas, sus costumbres. Es algo muy enriquecedor.

Otro hecho que me ha permitido aprender a resolver problemas por mí misma, es viajar a diferentes países enfrentándote a los diferentes idiomas. Como he mencionado antes, Cracovia, está situada en el centro de Europa y al ser un país barato, te permite viajar a casi cualquier lugar europeo a un módico precio, teniendo en cuando que somos estudiantes, está idea “mola”.

Bueno para ir terminando, porque podría contar mil millones de historias más, decir que todo aquel que tenga la oportunidad de vivir esta experiencia que no la desperdicie, es algo que vale la pena. Para mí, ha sido una experiencia que me ha hecho replantearme muchas cosas y crecer como persona.

#OnceErasmusAlwaysErasmus

 

 

 

blogs