'Sombras', de Andy Warhol.

Entrar en las salas de la Dia Beacon Foundation de Nueva York y encontrarse frente a frente con las Sombras de Andy Warhol —una de las piezas más extraordinarias del artista, realizada en 1978-79, coincidiendo con su cincuenta cumpleaños y tras un periodo de relativo silencio— era una experiencia indescriptible, de una belleza rara, de una intensidad que atrapaba a los espectadores en cierta sensación oceánica, fruto de los más de cien lienzos serigrafiados. Aunque sería tal vez más preciso hablar de una espiritualidad próxima a las impresiones que la capilla de Rothko en Texas despierta en quien tiene la fortuna de visitarla: encontrarse a uno mismo reflejado en las paredes azuladas, enfrentar los huecos que la vida va dejando a su paso. Y el tiempo.

blogs